Juegos Olímpicos de la juventud: ¿qué te interesa saber sobre los chicos de la cueva de Tailanda y el equipo de refugiados?

Juegos Olímpicos de la juventud: ¿qué te interesa saber sobre los chicos de la cueva de Tailanda y el equipo de refugiados?

Este sábado arranca la tercera edición de los juegos para atletas de entre 15 y 18 años, es decir, nacidos en el siglo XXI. Desde RED/ACCIÓN nos vamos a enfocar en tres temas en particular y queremos que nos cuentes qué preguntas tenés al respecto.

Por Joaquín Sánchez Mariño

4 de octubre de 2018

2018-argentina-buenos-aires-olympic-day-01







Serán del 6 de octubre al 18 en la Ciudad de Buenos Aires. La fiesta inaugural se realizará este sábado a las 20 en el Obelisco. Serán en total 241 eventos de 32 deportes diferentes, en los que competirán 4012 atletas que llegarán de todo el mundo (la Argentina aporta 141 deportistas). Los participantes deben tener entre 15 y 18 años (es decir: haber nacido entre el 2000 y el 2003). Será la tercera edición de los Juegos de la Juventud. La primera edición se hizo en Singapur (2010) y la segunda en Nankin (China, 2014).

Pero más allá de la cobertura deportiva, desde RED/ACCIÓN nos interesa profundizar en tres aspectos particulares:

  • La llegada del equipo de fútbol tailandés que quedó atrapado en una cueva en junio de este año.
  • La participación del equipo olímpico conformado por refugiados.
  • El futuro de las obras construidas y las inversiones hechas a raíz de los JJOO.

Aquí va un resumen, y al pie, y contanos qué más te interesa saber sobre estos puntos.

Pandi es la mascota oficial de los juegos.
Pandi es la mascota oficial de los juegos.

Los Jabalíes Salvajes

Así se llama el equipo de los 12 chicos tailandeses que, junto a su entrenador, quedaron atrapados en una cueva en junio de este año. Estuvieron 17 días sin ver la luz del sol, entre el 23 de junio y el 10 de julio. Tienen entre 11 y 16 años y serán parte de la ceremonia de apertura de los juegos y disputarán un partido de fútbol amistoso con otros atletas. Se alojarán en la Villa Olímpica.

¿Por qué vienen? “Demostraron enorme fortaleza y resiliencia, verdaderos valores olímpicos. Por eso les pedí que vinieran a los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires, para que compartan su experiencia con otros jóvenes atletas”, dijo Thomas Bach, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI).

Debuta el equipo de refugiados juvenil

Además de los 206 países que participan, este año se suma un equipo conformado por refugiados de todo el mundo. Será la primera vez que el Equipo Olímpico de Atletas Refugiados participe de los Juegos Olímpicos de la Juventud. La idea se estrenó en 2016, en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Lo propuso el Comité Olímpico Internacional: armar un cuadro de deportistas refugiados de todo el mundo que compitan en distintas disciplinas. Para Río se preseleccionaron 43 deportistas y el equipo finalmente estuvo conformado por diez atletas. No ganaron ninguna medalla, pero el premio de su presencia fue mucho mayor a cualquier podio.

¿Qué ocurrirá con las obras construidas?

Para lograr convertirse en sede de los Juegos, la ciudad de Buenos Aires compitió en la decisión final contra Medellín (Colombia) y Glasgow (Escocia). Para construir la villa Olímpica y distintas obras necesarias, se invirtieron más de 250 millones de dólares. Gran parte de inversión fue destinada a los departamentos de la Villa Olímpica, que tras los juegos serán adjudicados a los ciudadanos que hayan aplicado a un crédito para comprar uno de esos departamentos. Los juegos tendrán 29 escenarios, y en muchos de ellos se hicieron obras: Club Hurlingham, Tecnópolis, el paseo de la Costa en Vicente López, el Club Atlético San Isidro, el Club Náutico San Isidro, el Club Hípico Argentino, el Buenos Aires Lawn Tennis, el Cenard y los Bosques de Palermo.

Últimas historias

El periodismo no sólo sirve para contar el mundo,
también sirve para cambiarlo.

Sumate a nuestro periodismo con propósito, y recibí todos los meses tu ejemplar de MONO, la revista desplegable de periodismo porque sí.


hacete miembro

GPS

Todos los días, las historias del día, curadas por los editores de RedAcción

Recibí gratis todas las mañanas y
tardes nuestro resumen editorial

ENCUENTROS
RED/ACCIÓN

ENCUENTROS

Los desafíos urgentes del periodismo argentino
Adriana Amado y Julián Gallo. Modera Chani Guyot.

Jueves 3 de mayo
Fundación Telefónica
Arenales 1540 – CABA
18:00hs

Inscripción: encuentros@redaccion.com.ar

Comenzó Sustainable Brands y las grandes empresas discuten cómo hacer negocios cuidando el planeta

Comenzó Sustainable Brands y las grandes empresas discuten cómo hacer negocios cuidando el planeta

Se realizó la primera jornada del evento que reúne marcas líderes de todo el mundo comprometidas con la sustentabilidad y el medio ambiente. Las empresas buscan redefinir la manera en que entienden los negocios y su relación con la comunidad.

Por Joaquín Sánchez Mariño

26 de septiembre de 2018

DSC_1936








Logo SB18 horizontal-01

Buenos Aires es la cuarta ciudad del mundo en sumarse al evento siendo sede. Este año el lema es Rediseño, que forma parte de una trilogía de trabajo: en el 2017 se trabajó Redefinir, este año Rediseñar, y en el 2019 será Implementar.

Dentro de ese plan de trabajo, las charlas de esta edición a su vez se dividieron en tres tópicos:

  • Mindset (cambiar la forma en que tenemos programada la cabeza)
  • Innovación (proponer soluciones novedosas)
  • Impacto (poner el ojo en el impacto que produce lo que hacemos o podemos hacer)

Gabriela Korovsky abrió el evento en representación de la organización de Sustainable Brands Buenos Aires.

  • “Debemos poner el bien común en el centro de la escena”.
  • “Lo bueno es que la conciencia no tiene retorno: una vez que lo viste, lo viste”.

Luego tomó la posta la antropóloga Ximena Díaz Alarcón, que hizo de maestra de ceremonias de la mañana, presentando a cada uno de los speakers.

El primero fue Mark Lee, miembro del consejo de SB. Algunas de los datos y opiniones destacadas que aportó:

  • “Es el sector privado por sí solo el que se está preguntando cómo seguir adelante”
  • “Unilever, Patagonia y Interface son las compañías del mundo que más están integrando la sustentabilidad en sus estrategias de negocios. Unilever primero, con gran diferencia por sobre el resto”.
  • “Natura es la única empresa de latinoamérica que figura entre las diez empresas con mayor compromiso con la sustentabilidad. La empresa brasilera lidera la región”.
  • “Una de las cosas que aprendí es que no se puede ir solo, se requiere colaboración”

Invitó a los presentes a bajar su libro, en el que presenta una checklist que debiera hacer cada empresa para saber si está trabajando en la dirección de la sustentabilidad.

Erin Meezan, de Interface, presentó la visión del crador de su empresa. "¿Cuál es el negocio de que la tierra se acabe?", planteó.
Erin Meezan, de Interface, presentó la visión del crador de su empresa. “¿Cuál es el negocio de que la tierra se acabe?”, planteó.

Rediseñando el futuro de los negocios

En otra de las mesas se debatió sobre el camino que tomarán las empresas. Algunas conclusiones, de la mano del propio Mark Lee, Erin Mezzan (Interface), Camilla Haugsteen (Ouroboros), Nicole Miller (Biomimicry), y Pedro Tarak (Sistema B Internacional). Un dato no menor: casi todos en ese panel tenían botellas de agua de metal y no de plástico.

  • “Es importante conocer a la gente que hace los productos, ver qué vidas tienen para pensar hacer algo que genere impacto” – Nicole Miller.
  • “A veces hablamos de transparencia, estructuras y métodos, pero nos olvidamos de que trabajamos con personas. Nosotros lo primero que hacemos es darle permiso a nuestra gente: permiso para pensar distinto, para decir lo que piensa, para proponer cosas… Fue una política sumamente importante para llegar a nuestras metas de sustentabilidad” – Erin Meezan.
  • “Si uno pone metas altas, es más fácil que inspire a los demás que si pone metas medianas. Nuestro objetivo al asesorar a una empresa es 100% renovable y cero daño para el medioambiente”.

Simultáneamente, en otros escenarios se destacaron charlas entre emprendedores nacionales e internacionales. Entre los oradores más celebrados de la mañana estuvo Magda Choque Vilca, ingeniera agrónoma jujeña que habló sobre el valor de una papa nativa de su región.

También se presentó Javier Lioy, fundador de Gota y presidente de la ONG La Usina. En una charla inspiradora contó cómo logró generar un mercado laboral para personas con diferentes discapacidades.

La presentación de Karen Vizental, de Unilever.
La presentación de Karen Vizental, de Unilever.

Por la tarde se destacó, entre otros, el italiano Nicola Cerantola, creador de Ecologing. Dio una charla en perfecto español y dejó varios conceptos flotando en el aire. Algunos de los más interesantes:

  • “Me habían enseñado a hacer productos, pero nunca cuáles eran los efectos que generaban esos productos”
  • “Para 2030, las demandas de energía y alimentos subirán un 50%, y la de agua un 40%. Hay que prepararse en esa dirección”.
  • “El paradigma de la producción cambiará: se empezará a producir a medida y a demanda”
  • “Econyl es una propuesta de economía circular que propone hacer circular las cosas. Hoy hay gente que está pescando redes de pesca hundidas antes que peces porque es más rentable. En el modelo Econyl no se venden productos sino servicios, entonces vos podés devolver una red vieja y te dan una nueva”.

Historias relacionadas

Últimas historias

El periodismo no sólo sirve para contar el mundo,
también sirve para cambiarlo.

Sumate a nuestro periodismo con propósito, y recibí todos los meses tu ejemplar de MONO, la revista desplegable de periodismo porque sí.


hacete miembro

GPS

Todos los días, las historias del día, curadas por los editores de RedAcción

Recibí gratis todas las mañanas y
tardes nuestro resumen editorial

ENCUENTROS
RED/ACCIÓN

ENCUENTROS

Los desafíos urgentes del periodismo argentino
Adriana Amado y Julián Gallo. Modera Chani Guyot.

Jueves 3 de mayo
Fundación Telefónica
Arenales 1540 – CABA
18:00hs

Inscripción: encuentros@redaccion.com.ar

Cayó del cielo por un escopetazo y un día volvió a volar: la historia del cóndor hembra Janpi Yaku

Cayó del cielo por un escopetazo y un día volvió a volar: la historia del cóndor hembra Janpi Yaku

Fue encontrada en marzo de este año con una herida de bala en la cabeza. Después de seis meses de rehabilitación en Buenos Aires, fue llevada de regreso a su hábitat natural y liberada. La Fundación Bioandina, encargada del programa de conservación de cóndores, ya lleva 175 liberados desde 1991 hasta hoy. Viajamos a Jujuy en el mismo avión que Janpi Yaku para conocer, desde cerca, el espectáculo de la libertad.

Por Joaquín Sánchez Mariño

25 de septiembre de 2018

20180921_114538







El 9 de enero de 2017 cayó un cóndor del cielo cerca de Volcán, un pequeño pueblo jujeño. Lo encontraron los lugareños, que llamaron a las autoridades y en pocas horas lo llevaron a un centro de tratamiento para animales. Le salvaron la vida.

Un día después, la naturaleza cayó aún con más fuerza. “Parecía que se había roto el cielo” dirá luego Marcela Arjona, Diputada Provincial y habitante de Volcán. “Escuchamos un estruendo y de pronto empezó a subir el agua”, recuerda.

Salió por la única ventana de su casa que no tenía rejas, con su hijo en brazos, mientras el lodo le cubría la mitad del cuerpo. Horas antes, tras una tormenta como nunca se había visto en esa zona, había sonado una alarma en el pueblo anunciando la caída de un alud.

El 60% de Volcán quedó bajo el lodo. La gente escapaba por los techos y los buscaban en grúas. Cuatro personas no pudieron escapar. La historia del pueblo cambió para siempre.

Once meses después, en noviembre de 2017, el mismo cóndor que había caído un día antes fue llevado de vuelta a la zona y liberado. Todos lo recuerdan no solo como el día en que Wila volvió a desplegar sus alas, sino también como el día exacto en que renació Volcán. “Porque así como vino a advertirnos lo que pasaría un día antes del alud, ese cóndor también vino a demostrarnos que se puede volver a volar unos meses después”, dirá luego Noemí Martínez, una guía espiritual y maestra de ceremonias jujeña.

No fue la última vez que Volcán recibió un mensaje de ese estilo. Sin ir más lejos, el pasado 21 de septiembre volvió a escucharlo. Pero esa es otra historia que bien podría empezarse a contar en un avión, con este video:

La azafata anuncia: “queridos pasajeros, queremos contarles que en este vuelo estamos llevando a un cóndor”. Se hace un silencio. Continúa la azafata: “se llama Janpi Yaku, es una hembra adulta que fue rehabilitada tras recibir un disparo y será liberada mañana en su hábitat natural”. Algunos aplauden tímidamente, sin entender del todo lo que sucede.

Lo comprenderán después, cuando aterricemos en el aeropuerto de Jujuy y vean bajar del avión a una especie de jaula gigante en la que va un ejemplar de cóndor andino.

Nos recibe Luis Jacome, Presidente de la Fundación Bioandina y Director del Proyecto Conservación Cóndor Andino. Tiene el pelo largo y entrecano. Usa camisa marrón clarita, tirando al verde. Saluda con tranquilidad, con alegría. Silvia Fisher, de Aerolíneas Argentinas, le cuenta que fue un viaje más bien tranquilo, sin turbulencias para nosotros ni para el animal.

Luis agradece. Tiene, curiosamente, un poco de cara de cóndor. Pero más bien lo adivino, todavía no conocí a Janpi Yaku y aunque haya visto resúmenes de otras liberaciones, esta es una de esas cosas que son siempre diferentes a su representación en video.

Hasta el momento, Luis y la fundación llevan rescatados 286 cóndores y 175 liberados. “Algunos vuelven a la vida silvestre, otros se mueren por la gravedad de las heridas, y otros quedan en cautiverio porque las heridas no les permite ser liberados. Con ellos formamos programas reproductivos en cautiverio y criamos a los pichones para liberarlos luego. El 100% de los que criamos en cautiverio son para liberar”, explica Luis, que trabaja en conjunto con el Ecoparque de Buenos Aires, donde se recupera a los animales. Allí, ya criaron 65 pichones de cóndor, un récord a nivel mundial, y hay 14 adultos  en rehabilitación.

“Son muchas las instituciones que nos ayudan a que esto sea posible”, dice Luis. Y las menciona: Fundación Bioparc. Asociación Beauval Nature. Grand Parc du Puy du Fou. Parques Nacionales. Gendarmería Nacional y todas las Secretarías y Ministerios de Ambiente del país.

Después, con Janpi ya liberado, dirá: “una de las primeras cosas que aprendí de estas aves es que tienen plumas grandes, pequeñas, medianas… pero a la hora de volar las usa todas por igual”.

El cóndor hembra Janpi Yaku, recién llegada a Jujuy, descansa en la sala VIP del aeropuerto.
El cóndor hembra Janpi Yaku, recién llegada a Jujuy, descansa en la sala VIP del aeropuerto.

Peligro: hombres sueltos

En enero de este año fueron hallados muertos 34 cóndores en la provincia de Mendoza. La causa: envenenamiento. También encontraron muerto a un puma. La secuencia probable es que el puma haya caído tras comer un animal intencionalmente contaminado por veneno, y luego los cóndores, que son carroñeros, comieron al puma muerto y cayeron ellos también.

El año pasado en Jujuy murieron 19 por la misma razón: el carbofurano, un pesticida de libre circulación. Janpi tuvo mejor suerte: apenas tenía una herida de escopeta en la cabeza y todo el cuerpo intoxicado con plomo. Lo suyo fue producto de un cazador o alguien de la zona que estaría “protegiendo” a su rebaño, ignorando el hecho de que los cóndores no cazan animales vivos.

Lo encontró Facundo Mendoza. Iba a su trabajo a caballo cuando, a la vera del río de Terma de Reyes, vio al cóndor tendido. Tenía las alas abiertas. No podía caminar ni volar. Le sacó una foto y la mandó al grupo de su familia. Un tío se encargó de avisar a las autoridades. Facundo se quedó con el ave hasta que una hora y media después llegaron a buscarla.

Así fue encontrada Janpi Yaku, en Terma de Reyes, Jujuy.
Así fue encontrada Janpi Yaku, en Terma de Reyes, Jujuy.

“Yo pensé que se iba a morir, que no iban a poder curarlo. Pero cuando me enteré de que lo habían recuperado me alegré mucho”, dice. Para él, como para casi toda la gente de la zona, el cóndor es un ser tutelar. Liberarlo es mandar un mensaje a los ancestros, ponerse en contacto con “el mundo de arriba”. Pero para Noemí, la encargada de realizar la ceremonia de la suelta, liberarlo es liberarse uno: “Es una reciprocidad. No somos las personas las que estamos salvando al cóndor hembra, es ella que nos está salvando a nosotros”.

Noemí le pide a una amiga que la tape con el poncho. El viento, constante a los 3600 metros de altura a los que estamos, no le permite encender el fuego. Gira la piedra de su encendedor una, dos, tres… quince veces. La llama se inicia y se apaga. Noemí no se desalienta: cubre el otro flanco y continúa, hasta que el encendedor aguanta el fuego y prende una especie de briqueta. Enseguida se arma una pequeña humareda doméstica que Noemí utiliza para purificar la zona. Balancea su dispositivo purificador y el humo se reparte y vuela por la cuesta de Lipán.

Luego busca unas rosas y arroja pétalos desde el centro hasta la cornisa, como marcando un camino. Pienso: es raro. Pienso: tal vez sea el camino de rosas el punto de encuentro entre el romance de la cosmovisión urbana y el de la naturalista. Rosas para un cóndor como prefacio de su libertad.

DSC_1869

Luego viene el agua, recogida del mismo río en el que fue encontrada Janpi Yaku. La recogió un día antes el secretario de Biodiversidad de la provincia, Javier Gronda, que fue a Terma de Reyes con esa misión. Pienso, otra vez: raro. Pienso: un funcionario público haciendo los mandados para un ritual que excede por mucho la burocracia estatal. Pero es, como todo en este viaje, una rareza extraordinaria, una forma de la magia.

El agua está en una vasija de barro. Primero habla Luis, que pide silencio, que explica cómo sucederá todo: “Si todo va bien va a salir derechito a esa piedra” (lo cual luego sucede). Y dice que ésta es una ocasión para sanar nuestras aguas internas.

“Esta es una ocasión para sanar nuestras aguas internas” repito para mí, sesenta por ciento de agua que soy, como todos.

Y vuelvo a Luis: tiene los ojos despiertos, las manos entregadas, como si siempre ofreciera algo. ¿Qué nos viene a enseñar esta condorita?, dice. ¿Qué tenemos que aprender? Habla de nuestros corazones, habla del tipo que le disparó a Janpi -un solo tipo- y de cuántos somos ahora retirando ese disparo. Cuántos en el bien, cuán pocos en el mal. Nos pienso del lado de la fuerza y, aunque nada más lejano, esto también es Star Wars.

“Un solo tipo hizo ese disparo, y miren cuántos corazones somos viniendo a liberar a esta condorita”. Las manos abiertas, como si siempre ofreciera algo. Y entonces da lugar a Noemí, que seguía haciendo brotar el humo.

DSC_1844

Lo deja en el piso ahora y toma la vasija con agua. Con una rosa nos baña: hunde la flor en la vasija, la saca y nos salpica. Así por toda la ronda. Luego busca un vaso. Nos lo va pasando. La gente del lugar toma el vaso, arroja un poco de agua en la tierra, para la Pachamama, y recién después toma. Nunca ellos primero, nunca antes que la naturaleza.

El vaso llega a mí. Arrojo agua al piso. Tomo. Paso el vaso. Noemí dice: “Vamos a despertar con estas aguas. Que nos sane, así como cae en nuestros ojos, en nuestras manos y en nuestros corazones”.

Abrimos la ronda, dejamos que el canil donde fue transportado sea llevado al medio. Hacemos silencio. Apenas se escuchan los clicks de las cámaras. Ni los más chicos (muchos, por cierto), hablan. Abren el canil, esa especie de jaula. Una palabra ingrata para el acto de la libertad. Janpi probablemente no se detenga en esas cosas. Apenas se abre la reja, sale de un salto. Hace unos pasos siguiendo las rosas. No puedo dejar de pensar en que hace unos pasos siguiendo las rosas. Directo a la piedra. Ahí para. Y llega, entonces, la maravilla.

Janpi Yaku abre sus alas frente a nosotros. Muestra su virtud, no su poderío. Tres metros de alas, de una punta a la otra de sus plumas. Gira su cabeza, nos mira. No parece asombrado. No parece siquiera inquieto.

IMG-20180921-WA0035

Cambia el peso de una pierna a otra, como si estirara. La Cuesta de Lipán se abre frente a sus ojos como la imagen de su hogar. Hace cuánto que no vuelo, habrá de pensar. Los ruidos de las cámaras se acumulan y disuelven. El cóndor hembra más espectacular que he visto nunca -el único- se dispone de pronto a despedirse.

Cierra y abre sus alas otra vez. Aletea apenas, probando que esté todo en su lugar. Gira el cuerpo. Hacia un lado, hacia el otro. Creo que todos buscamos lo mismo, pienso. No sabemos muy bien qué es ni dónde está, pero es un cóndor y está ahí. Dilema resuelto.

No salta a volar de una, me explicarán luego, porque sabe que todavía no tiene la fuerza, entonces espera la corriente de aire cálido para lanzarse con ella y planear. Creo que todos buscamos lo mismo.

Pero no todos somos un cóndor. Janpi Yaku sí. Janpi Yaku encuentra la corriente de aire y mueve dos veces las alas y a la tercera se lanza en un clavado infinito hacia el vacío más absoluto de la provincia de Jujuy, y alguien echa un grito de festejo y suenan los cuernos y todos se acercan a la cornisa para despedirla y ella vuela por la Cuesta de Lipán vaya uno a saber hacia qué otra geografía.

¿Dónde dormirá esa noche? “Es posible que hoy mismo llegue a Bolivia”, dirá luego Luis. Es posible que se vaya para el lado de Potosí o que se quede por acá, dirá. En buenas condiciones, puede hacer 200 kilómetros en un día.

Y entonces, dónde estará. ¿Dónde estaríamos, si nos liberaran? Creo que todos buscamos lo mismo.

Historias relacionadas

Últimas historias

El periodismo no sólo sirve para contar el mundo,
también sirve para cambiarlo.

Sumate a nuestro periodismo con propósito, y recibí todos los meses tu ejemplar de MONO, la revista desplegable de periodismo porque sí.


hacete miembro

GPS

Todos los días, las historias del día, curadas por los editores de RedAcción

Recibí gratis todas las mañanas y
tardes nuestro resumen editorial

ENCUENTROS
RED/ACCIÓN

ENCUENTROS

Los desafíos urgentes del periodismo argentino
Adriana Amado y Julián Gallo. Modera Chani Guyot.

Jueves 3 de mayo
Fundación Telefónica
Arenales 1540 – CABA
18:00hs

Inscripción: encuentros@redaccion.com.ar

¿En qué mundo queremos vivir? Lo discutirán las marcas líderes en el Sustainable Brands 2018, en Buenos Aires.

¿En qué mundo queremos vivir? Lo discutirán las marcas líderes en el Sustainable Brands 2018, en Buenos Aires.

El martes 25 y miércoles 26 se llevará a cabo en el Centro Cultural de la Ciencia un evento al que acudirán marcas líderes de todo el mundo para debatir sobre cómo ser cada vez más sustentables. Oradores nacionales e internacionales darán conferencias y habrá workshops.

Por Joaquín Sánchez Mariño

21 de septiembre de 2018

????????????????????????????????????








¿Cómo será el mundo en el que vamos a vivir? ¿Cómo queremos que sea? No hay conciencia de futuro razonable que no se desprenda de esas dos preguntas. Será justamente lo que se discutirá durante los dos días del Sustainable Brands 2018, que tendrá lugar el 25 y 26 de septiembre en el Centro Cultural de la Ciencia.

Pero no es una pregunta por el futuro general o los deseos de cosas imposibles que cada uno pueda tener. De lo que se trata es de redefinir la relación de las marcas con el mundo actual y futuro. ¿Cuán sustentable puede ser una marca, en un mundo que no lo es? ¿Dónde habitarían, en todo caso?

Bajo la creencia de que mediante la estimulación de la innovación se puede cambiar la forma de hacer no solo negocios sino de construir un mundo mejor, las marcas líderes buscan cada vez más generar un impacto neto positivo en su entorno. ¿Cuáles son las mejores formas y los mayores desafíos? De eso se hablará en el evento, del que RED/ACCIÓN es Media Partner.

Pero, ¿qué es entonces Sustainable Brands? En palabras de la propia institución organizadora: “es la mayor comunidad de aprendizaje e inspiración internacional, que pone en el centro del debate la función de las marcas para la construcción de un futuro sustentable”.

Distribuidos en tres ejes temáticos: Redesigning Mindset, Redesigning Innovation y Redesigning Impact; llegarán a Buenos Aires oradores nacionales e internacionales de primer nivel. Además, cada tarde habrá diferentes workshops.

La primera en hablar, a las 9:15 hs del martes 25 será Ximena Díaz Alarcón, cofundadora de Trendsity, que oficiará de maestra de ceremonias invitando a los presentes a “rediseñar el mundo en el que vamos a vivir”.

La seguirá el estadounidense Mark Lee, director ejecutivo de SustainAbility, con su charla “A todo o nada: El futuro del liderazgo en los negocios”.

Luego Camilla Haugsten (con su charla: La transformación empresarial requiere un cambio de mentalidad), Soledad Izquierdo hablará de su experiencia en The Coca Cola Company (Nuestro camino hacia el futuro: Rediseñar el negocio), y la ingeniera agrónoma Magda Choque Vilca (Guardianes de la tierra).

A su vez, habrá conferencias simultáneas en los distintos espacios del Centro Cultural de la Ciencia. Quienes quieran leer un resumen detallado de cada charla pueden hacerlo acá, o directamente bajarse el programa completo en este link y utilizarlo como guía para no perderse ninguna conferencia.

¿Cuál es el rol de las marcas para seguir siendo competitivas en un escenario cambiante? “La sustentabilidad e inclusión en todas nuestras sociedades, en este Siglo XXI, se tornan imprescindibles. Y son las empresas y los emprendedores la llave para abrir las puertas de ese nuevo mundo. Poner en valor eso que hoy llamamos social, pero que no debe ser una antinomia con la palabra mercado pueden estar entretejidos -a través de la tecnología-”, adelanta por ejemplo Alejandro Sewrjugin, que se presentará el primer día a las 18:25 en el Auditorio, con una charla sobre la creación de valor.

El segundo día abrirá la jornada María Laura Tinelli, directora y cofundadora de Acrux, que hablará sobre lo que ella llama “el ecosistema del impacto”. Y cerrará el día Agustina Besada con una charla sobre el mal uso del plástico y su relación con el océano.

Qué respuestas saldrán de los dos días de debates, imposible saberlo todavía. Apenas se pueden anticipar las preguntas. No es poco: haya o no soluciones, las preguntas son la mejor manera de inventar lo que no sabemos.

Últimas historias

El periodismo no sólo sirve para contar el mundo,
también sirve para cambiarlo.

Sumate a nuestro periodismo con propósito, y recibí todos los meses tu ejemplar de MONO, la revista desplegable de periodismo porque sí.


hacete miembro

GPS

Todos los días, las historias del día, curadas por los editores de RedAcción

Recibí gratis todas las mañanas y
tardes nuestro resumen editorial

ENCUENTROS
RED/ACCIÓN

ENCUENTROS

Los desafíos urgentes del periodismo argentino
Adriana Amado y Julián Gallo. Modera Chani Guyot.

Jueves 3 de mayo
Fundación Telefónica
Arenales 1540 – CABA
18:00hs

Inscripción: encuentros@redaccion.com.ar

Combates medievales: la elección de los que prefieren vivir en otro tiempo

Combates medievales: la elección de los que prefieren vivir en otro tiempo

Se realizó en el Hipódromo de San Isidro una nueva fecha del torneo que reúne luchadores medievales de todo el mundo. Protegidos por armaduras con componentes históricos y equipados con espadas, los combatientes son parte de una comunidad que pretende vivir en la Edad Media.

Por Joaquín Sánchez Mariño

18 de septiembre de 2018

DSC_0667







Una bandera amarilla se entromete entre los escudos. De un lado, acorralado contra la reja, un caballero de armadura sencilla pelea por recuperar su posición. Tiene el brazo inmovilizado por lo que blande su espada moviendo apenas la muñeca. Su espada sigue una trayectoria semicircular y va a parar contra la cabeza -contra el casco- de su oponente. El estruendo que genera el choque de las dos latas impresiona al público, que se anima de pronto, vislumbrando apenas la recuperación del más débil.

De entre el público sale una voz: “como le abolló la cacerola”, dice. Sus amigos se ríen, con un pie dentro y uno fuera de ese universo.

Justo entonces es el renacer del caballero de la armadura sencilla: logra librar sus brazos, se agacha a tiempo para evitar el embate de la espada contraria y ahí, con la espalda de su oponente a merced mide la distancia y estrella un tremendo espadazo sobre su cuello -o sobre la cota de malla que cubre su cuello-.

Será suficiente. El caballero cae al piso, primero con una rodilla, después la otra, y antes de que lo rematen, lo ya dicho: una bandera amarilla se entromete entre los escudos.

-¿Duele? -le pregunto a un caballero transpirado que descansa sobre el piso tras una pelea.
-No sabés cuánto.

DSC_0314

Dónde sucede es la gran pregunta. Para quienes están ahí, de algún modo sucede en algún momento entre el siglo V y el XV, en plena época medieval. En rigor, sucedió en el Hipódromo de San Isidro último el fin de semana y fue una fecha del torneo internacional de Combate Medieval. Así como suena, así como lo ve: hay una liga oficial de combate medieval. Los participantes -en equipos- deben presentar armaduras que tengan algún componente histórico -no se aceptan, por caso, cacerolas-, y puede participar de la competencia.

Se disputa en dos días: en el primero, el sábado, son combates individuales. Primero espada y escudo, luego espada y rodela (que es como un escudo pequeño). Las espadas no pueden tener punta ni filo, y la batalla se define por puntos. Lo que más puntos da es desarmar a tu oponente. Después, los golpes en la cabeza. Después, en el resto del cuerpo. Impactos contra el escudo no cuentan.

El segundo día se combate entre equipos, cinco contra cinco. El ganador es el equipo que logra derribar a los cinco participantes del otro equipo. El primero que muerde el polvo, afuera. Funciona parecido al Fortnite pero en la vida real. Si te derriban, salís de la competencia.

DSC_0640

Cada equipo tiene un escudo propio como marca identificatoria. No un escudo protector, un escudo simbólico. “Los que flameaban en las banderas en las batallas antes de entrar a combate, para que supieran que familias estaban ahí y, si eran de tradición guerrera, temieran de antemano”, explica uno de los habitués del lugar. Está vestido con túnica bordó y riñonera de cuero. Tiene la barba hasta el medio del pecho. Parece, sin intención de caricaturizarlo, una suerte de Jesús.

-Y vos, ¿si tuvieras que hacer un escudo que pondrías? -le pregunta un adolescente a otro en medio del público.
-Pondría el signo pesos -le dice.

Es alentador, de pronto, ver que los adolescentes medievales no piensan en dólares. Es que el truco no parece ser una movida comercial. Mientras los jóvenes se emocionan con las batallas, los más chicos practican arco y flecha (con flechas con puntas de plástico), las chicas miran ropa medieval en la feria montada para la ocasión, y los más grandes -convertidos en sabios- fuman pipa o comen guisados medievales.

Hay música, también. “Esta es una canción de época escocesa en contra de la guerra”, dice el músico de turno, y todos escuchan sentados en el piso, con sus túnicas y sus barbas, como si fuera un campamento hippie en el campo de algún señor feudal copado.

DSC_0785

“Lo lindo es que, mientras jugamos a estar en otro tiempo, lo estamos”, dice un chileno que llegó exclusivamente para el torneo. Está instalado en una carpa a un rincón del predio, donde están varias carpas de los participantes. Vinieron equipos de Rusia (los pioneros y números 1 en este deporte), de Chile, de Argentina, y hasta se convocó a un árbitro polaco.

Los mundiales, nos explican, se realizan siempre en el predio de algún castillo europeo. Por regla general, no se puede andar por el campamento con el celular en la mano. Solo se puede utilizar la tecnología dentro de las carpas. Las reglas en la Argentina todavía son más laxas pero apuntan a eso que nos dice el chileno: ¿qué es habitar una época sino vivir con los mismos medios y recursos que en ella? ¿Qué es habitar una época, sino construirla?

-Yo haría un escudo con el casco de Iván -dice otro chico del mismo grupo, en referencia a Iván, uno de los peleadores argentinos más reconocidos.
-Yo lo haría con cara de una chica mejor- dice otro chico del mismo grupo.
-Con la cara de tu mamá lo harías vos -le responde un amigo, y se empujan, sin bronca, molestándose apenas.

DSC_0501

Mientras, del otro de los pinos, en el mismo predio gigante del Hipódromo de San Isidro, un grupo de caballos atraviesa una pista a toda velocidad. En las gradas, cuyos gritos no llegan hasta acá, hay poco pero apasionados apostadores. Todo alrededor del suelo, hechos un bollo, arrojados tras el estupor de la derrota, un montón de tickets de apuestas esperan a ser removidos. Recojo uno por curiosidad: $148 que alguien derivó a un sueño salvador. ¿El padre del adolescente aquel, pienso, que también pondría el signo pesos en su escudo? Es probable que no. Es probable que ni sepa que ahí, tras los pinos, la gente deposita su fe en otros héroes.

Es paradójico: según Wikipedia, si bien las carreras de caballo se remontan hasta antes del nacimiento de Cristo, cayeron en desgracia en la Edad Media, hasta casi desaparecer. La historia tiene sus trucos. ¿Qué es habitar una época, después de todo, sino olvidarse de que siempre habrá alguien habitando otra?

DSC_0785

“Lo lindo es que, mientras jugamos a estar en otro tiempo, lo estamos”, dice un chileno que llegó exclusivamente para el torneo. Está instalado en una carpa a un rincón del predio, donde están varias carpas de los participantes. Vinieron equipos de Rusia (los pioneros y números 1 en este deporte), de Chile, de Argentina, y hasta se convocó a un árbitro polaco.

Los mundiales, nos explican, se realizan siempre en el predio de algún castillo europeo. Por regla general, no se puede andar por el campamento con el celular en la mano. Solo se puede utilizar la tecnología dentro de las carpas. Las reglas en la Argentina todavía son más laxas pero apuntan a eso que nos dice el chileno: ¿qué es habitar una época sino vivir con los mismos medios y recursos que en ella? ¿Qué es habitar una época, sino construirla?

-Yo haría un escudo con el casco de Iván -dice otro chico del mismo grupo, en referencia a Iván, uno de los peleadores argentinos más reconocidos.
-Yo lo haría con cara de una chica mejor- dice otro chico del mismo grupo.
-Con la cara de tu mamá lo harías vos -le responde un amigo, y se empujan, sin bronca, molestándose apenas.

Fotografía: Rodrigo Mendoza

Historias relacionadas

Últimas historias

El periodismo no sólo sirve para contar el mundo,
también sirve para cambiarlo.

Sumate a nuestro periodismo con propósito, y recibí todos los meses tu ejemplar de MONO, la revista desplegable de periodismo porque sí.


hacete miembro

GPS

Todos los días, las historias del día, curadas por los editores de RedAcción

Recibí gratis todas las mañanas y
tardes nuestro resumen editorial

ENCUENTROS
RED/ACCIÓN

ENCUENTROS

Los desafíos urgentes del periodismo argentino
Adriana Amado y Julián Gallo. Modera Chani Guyot.

Jueves 3 de mayo
Fundación Telefónica
Arenales 1540 – CABA
18:00hs

Inscripción: encuentros@redaccion.com.ar

Cuatro ideas de Steven Pinker para convencernos de que el mundo está mejor que antes

Cuatro ideas de Steven Pinker para convencernos de que el mundo está mejor que antes

El pensador canadiense, autor de “el mejor libro que he leído” según Bill Gates, estuvo en la Argentina invitado por el gobierno y dio una charla sobre por qué cree que es más lúcido ser optimista antes que pesimista en relación al estado del mundo.

Por Joaquín Sánchez Mariño

14 de septiembre de 2018

110918 Steven Pinker - CCK Laura Szenkierman_036







Steven Pinker tiene una teoría polémica para exponer en un país en crisis. Las cosas van bien, dice. Las cosas van mejor y así seguirán yendo.

Es uno de los pensadores más importantes de norteamérica -nacido en Canadá, radicado en Estados Unidos-, autor de “el mejor libro que he leído nunca”, según Bill Gates, en referencia a Enlightenment Now. The case for Reason, Science, Humanism and Progress (En Defensa de la ilustración, Paidós), su último libro recientemente publicado en la Argentina.

En defensa de la Ilustracion.indd

En su nuevo libro no cambia de eje: sigue sosteniendo su teoría del progreso y sonriéndole al mal tiempo como si fuera, en comparación con la historia, solo un soplo de viento.

Invitado por Argentina 2030 (un programa de Jefatura de Gabinete dirigido por Iván Petrella, que busca pensar políticas y analizar problemáticas a largo plazo), Pinker dio una charla abierta en el CCK y tuvo un encuentro privado con el presidente Macri y Marcos Peña. Además, 10 personas de distintas disciplinas tuvimos la oportunidad de reunirnos con él en Casa Rosada y plantearle algunas preguntas. En conclusión, acá van cuatro ideas con las cuales intentó convencernos de que el mundo está mejor que antes.

Steven Pinker junto a Iván Petrella, en la charla en el CCK.
Steven Pinker junto a Iván Petrella, en la charla en el CCK.

1. Todo tiempo pasado no fue mejor

“Tiroteos, desigualdad, polución, dictaduras, guerras o armas nucleares. Son algunas de las razones por las que el 2016 fue llamado el peor año de la historia. Hasta que el 2017 lo destronó. Los mismos que creen esto extrañan un mundo con menos polución, más seguro y menos desigual… Pero como señaló Franklin Adams: ‘nada es más responsable por los buenos viejos tiempos, que una mala memoria’”.

Así empieza su famosa charla TED, en la que plantea a través de 70 gráficos el porqué de su tesis. Según él, la idea de que en el pasado fuimos más felices es una construcción tergiversada no solo por nuestra mala memoria, sino por nuestro desconocimiento de los datos.

“Siempre tendremos una imagen mala si comparamos titulares catastróficos con imágenes idealizadas del pasado”, dice. Si bien sostiene su teoría libro tras libro con investigaciones, acá se puede ver un resumen de su pensamiento en 18 minutos.

2. Vemos los titulares, no los datos

¿Por qué a través de los años los datos muestran que la realidad mejoró, pero también muestran que la gente tiene cada vez más desánimo respecto de esa realidad?, le preguntó Daniel Molina en el encuentro privado de Casa Rosada.

–Hay algunos elementos de verdad en eso. La gente en general no mira los datos. Entonces, su ánimo no responde a los datos sino de los titulares. Hay una investigación reciente que arroja que mostrar gráficos hace que la gente cambie más de idea que una simple declaración verbal. Consideremos un ejemplo: hasta que no vi un gráfico mostrándome que desde 1946 hubo menos muertes por guerra, no lo creía. Lo mismo para la pobreza, para las horas de ocio…Entonces, el primer paso es empezar a mostrar esos gráficos.

Dicho esto, vayan algunos datos.

Razones para ser optimistas según Pinker

RazonesPinkNota

Según él, aunque los datos muestran que el mundo está mejor, los medios muestran como si estuviera claramente peor. Además, explica Pinker, los medios cubren solo los lugares en los que pasan cosas malas, no aquellos en los que no pasa nada. “Nadie va a un lugar y dice: estamos acá, en un lugar que vive en paz hace cuarenta años”, argumenta. Entonces, el sistema de pesimismo se alimenta a sí mismo: generando notas negativas que después titulará de manera catastrófica.

3. Los intelectuales odian el progreso

“Mi teoría se explica con el progreso que ha alcanzado el mundo. Pero yo he descubierto que los intelectuales odian el progreso”, dirá el filósofo en su charla. Y agrega: “Ver que el progreso está sucediendo no es una cuestión de fe, es un hipótesis que debemos poner a prueba. Para ello debemos medir los siguientes tópicos: vida, salud, sustento, prosperidad, paz, libertad, seguridad, conocimiento, ocio y felicidad. Si vemos que han mejorado, eso es progreso”.

Pablo Marzocca, Valentín Muro, Iván Petrella y Steven Pinker en el Salón de los Científcos, en la Casa Rosada.
Pablo Marzocca, Valentín Muro, Iván Petrella y Steven Pinker en el Salón de los Científcos, en la Casa Rosada.

Valentín Muro, filósofo y periodista, fue uno de los jóvenes presentes en el encuentro. “Rescato una idea post revolución industrial, que es la idea de progreso vinculada al desarrollo de la ciencia y la tecnología. Y no es ingenuo, no es un tecno-optimista salido de Sillicon Valley sino que plantea: si el camino que nos trajo hasta acá estuvo basado en decisiones racionales basadas en la evidencia, tenemos que ver cómo seguimos adelante del mismo modo”. 

Y agrega: “El principal atractivo de sus ideas es que, en este contexto, son inesperadas. Estamos mucho más expuestos a una visión mucho más pesimista del estado del mundo que optimista. En ese sentido, es importante marcar que su optimismo no se basa en ver el vaso medio lleno sino de estar mucho más informados y saber que en muchos aspectos estamos mejor que en otros momentos en la historia”.

4. Tenemos una imagen distorsionada de la realidad

Pinker dixit. “Tenemos una imagen distorsionada de la realidad, la vemos más negativa de lo que es, y eso sirve a los populismos. Donald Trump en particular tuvo una campaña distópica: dijo que no se podía caminar en la calle sin ser asesinados, que los chicos no aprenden nada en el colegio, que el desempleo estaba fuera de control… pero los datos indican que eso es falso, que el crimen está bajando, la educación mejorando y el desempleo achicándose. Pero como el centro y la izquierda se pusieron de acuerdo con que la situación era catastrófica, nadie opuso argumentos a lo que decía Trump”.

En su charla en el CCK ajustó gran parte de sus investigaciones a la situación de la Argentina. Y dijo:

  • “Durante los primeros años de la humanidad, la expectativa de vida no superaba los 30 años. Ahora, el promedio es 70 y en algunos países mucho más. El desarrollo del progreso fue desparejo, eso sí. Pero en este país, por ejemplo, la expectativa de vida asciende a los 75 años, apenas por debajo de Europa occidental”.
  • “La tasa de homicidios en Argentina es otro ítem a remarcar. Aunque no lo crean es la menor en América Latina y está bastante cercana a la que se lleva a cabo en los grandes países del mundo”
  • “En Argentina, el crecimiento del PBI, a lo largo de su historia, es muy complicado. Ha tenidos crecimientos rápidos y después caídas y estancamientos. El declive en Argentina, sin embargo, es menor al que se registró en Europa occidental. Supera la tasa de crecimiento en el resto de América Latina”

Sobre ello profundizamos en la charla en Casa Rosada.

–Nuestro presidente anunció hace poco que a fin de año crecerá la pobreza. ¿Cómo se mantiene la teoría del progreso en un contexto en que los datos muestran que estamos y estaremos peor?

–No queremos una forma de optimismo que sea contraria a la realidad. La creencia de que las cosas siempre mejorarán es tan irracional como creer que siempre pueden empeorar. Lo que necesitamos es antes que nada una toma de conciencia de los hechos y mi optimismo no se basa en ver el vaso medio lleno, sino en que la mayoría de la gente no está enterada de los hechos. Y también en el hecho de que sabemos que hay problemas para resolver, y sabemos cómo resolverlos. El futuro depende sobre todo de lo que hagamos ahora, y eso es una forma de optimismo.

Para Paula Salerno, lingüista que también estuvo presente en la charla, las ideas de Pinker son valiosas por las discusiones que se pueden desprender de ellas. “Por ejemplo, me interesa la discusión acerca de la lectura de los datos ‘crudos’. En mi opinión, no existe algo así como una división entre datos a secas, por un lado, y discursos, por el otro. Los datos van de la mano de una interpretación, por eso me parece que es muy difícil postular que hay “una verdad” que está en los números. No podemos simplemente ser optimistas porque los datos lo dicen. De hecho, hay mucha gente que trabaja con estadísticas y que no comparte el optimismo de Pinker”, dice.

Además, Salerno propone una interpretación de sus ideas que bien puede servir como cierre de esta nota. “Podríamos darle un nuevo significado a los postulados de Pinker acerca de esta relación entre datos y optimismo: para mejorar como sociedad, debemos estar despiertos, es decir, interpretar los datos y no simplemente consumirlos, chequear la información, analizar desde qué perspectiva y con qué variables se tomaron esos datos, etc. Solo así, creo, podremos difundir una actitud crítica, y es esta actitud las que nos permitirá progresar como sociedad”.

Historias relacionadas

Últimas historias

El periodismo no sólo sirve para contar el mundo,
también sirve para cambiarlo.

Sumate a nuestro periodismo con propósito, y recibí todos los meses tu ejemplar de MONO, la revista desplegable de periodismo porque sí.


hacete miembro

GPS

Todos los días, las historias del día, curadas por los editores de RedAcción

Recibí gratis todas las mañanas y
tardes nuestro resumen editorial

ENCUENTROS
RED/ACCIÓN

ENCUENTROS

Los desafíos urgentes del periodismo argentino
Adriana Amado y Julián Gallo. Modera Chani Guyot.

Jueves 3 de mayo
Fundación Telefónica
Arenales 1540 – CABA
18:00hs

Inscripción: encuentros@redaccion.com.ar

¿Estamos frente a la cuarta revolución industrial?

Los desafíos que presenta la cuarta revolución industrial para los trabajadores

Conversamos con el economista Carl Frey, referente mundial en las investigaciones sobre el futuro del trabajo. Si bien advierte que algunos trabajos desaparecerán, asegura que las tareas que requieran de interacción entre personas tardarán más en desaparecer.

Por Joaquín Sánchez Mariño

10 de septiembre de 2018

29519006797_b26800df17_k







“Existen dos tipos de tecnologías: las que nos reemplazan en nuestras tareas y ponen muchísima presión en el mercado de trabajo; y las  que aumentan la productividad y ofrecen nuevas oportunidades laborales”. El que habla es Carl Frey. Está frente a cincuenta personas que escuchan atentos su diagnóstico. A su lado, Eduardo Levy Yeyati asiente ante cada argumento.

Lo que sucede es parte de la conferencia que brindó en el Centro Cultural de la Ciencia como parte del ciclo “Ideas”, una serie de eventos organizados por la Secretaría de Cultura de la Nación que propone abordar desde la cultura las distintas temáticas que se tratarán en el G20.

¿Quién es Frey? Básicamente, uno de los pioneros mundiales en las investigaciones sobre el futuro del trabajo. Mitad sueco, mitad alemán, es miembro principal del Programa de Empleo, Equidad y Crecimiento en el Instituto para el Nuevo Pensamiento Económico en Oxford y del Departamento de Historia Económica en la Universidad de Lund. Sus investigaciones se centran en la transición de las naciones industriales a las economías digitales y los desafíos posteriores para el crecimiento económico, los mercados laborales y el desarrollo urbano.

“Pensemos en un caso extremo como el telescopio”, dirá en la conferencia. Y después: “no es que reemplazaba trabajadores sino que les permitía ver cosas inalcanzables. Esto era muy distinto a los robots que se implementan en una fábrica y dejan afuera a los operarios”.

Según él, la cuarta revolución industrial llegará de la mano de la inteligencia artificial. Y advierte cuáles son los empleos que están más en peligro, cuáles los que menos. Que un robot manipule una copa de vidrio, por caso, dice que será algo difícil de lograr. Que un software componga una pieza musical, difícil. Que un bot reemplace a un trabajador de atención al cliente, no aun. Estos y otros diagnóstico se pueden escuchar en su charla aquí abajo.

 

En conversación con RED/ACCIÓN, dirá que es difícil saber si la robotización nos dará más o menos tiempo libre. Según él, a lo largo de los años la historia demostró que a los hombres nos importa más crecer en bienes o riqueza antes que en tiempo libre.

¿En qué áreas los trabajadores tendrán ventaja por sobre la tecnología?
En áreas de interacciones sociales complejas. Vemos en los chatbots (un robot que chatea, básicamente) que hubo grandes avances. Como dije en la conferencia, hubo casos en los que un chatbot convenció al 30% de sus interlocutores de que era una persona, pero se decía que era un niño adolescente que hablaba inglés como una segunda lengua.

¿Las interacciones más complejas tardarán más en ser reemplazadas por bots?
En un futuro cercano es inconcebible pensar que una computadora va a reemplazar a un ser humano. Y lo mismo va para la creatividad. Dicen que las computadoras se están volviendo creativas, pero en realidad tiene más que ver con la originalidad que con la creatividad. Hacer combinaciones originales es posible, pero que cobre sentido es otra cosa.

¿Se adaptan mejor los países más desarrollados a los cambios?
En los 60 hubo un debate parecido al que hay ahora, y si ves cómo algunos países se adaptaron y otros no, es claro que los que tienen más recursos la tienen más fácil. La comunicación tiene mucho que ver también, cómo los países preparan a la gente para el cambio que se viene, explicando entre otras cosas cómo se van a implementar esos cambios, a qué tiempo y qué implicancias tendrá. Eso ayuda a que se vea como un cambio positivo y que no genere pánico.

44408671542_30b1650c3c_k

¿Hay alguna clave para que le gente no se sienta reemplazada sino aliviada por la llegada de la robotización?
Es difícil decir cómo debería sentirse la gente. Depende de cada uno y de qué opciones tengan.

¿Pero si bien alguno de estos cambios pueden traer relevamiento de tareas (y hacer que desaparezcan ciertos trabajos hechos por el hombre), el avance tecnológico no traerá también más tiempo libre para el ser humano?
En los últimos 100 años los salarios subieron un 800% pero lo que gastamos en ocio solo 10-15%. Eso demuestra una decisión personal, que no usamos mucho de lo que ganamos para el ocio. Pero también demuestra que valoramos tener más ingresos y trabajar para lograr esos ingresos.

¿Seguirán siendo importantes los títulos universitarios?
Es difícil decirlo. Hoy por hoy los empleadores están yendo más por la gente con mayor formación, de universidades reconocidas y demás. Eso por un lado. Por el otro, creo también que las universidades tendrán que cambiar el modo en que enseñan en pos de seguir siendo relevantes en el futuro. En particular, yendo hacia un modelo de enseñanza más modular, donde aprender es variable según lo que quieras hacer o lo que ya sepas. Por ejemplo, sistemas en donde los primeros tres años seguís un programa y los siguientes tres depende de vos. Hay personas a las que les lleva más tiempo que a otras llegar a los mismos resultados y hay que dejar que así sea.

¿Hay alguna diferencia entre inteligencia artificial y pensamiento artificial? Podemos hacer que la máquina aprenda, ¿pero podemos hacer que piense?
Es interesante, y la verdad que no lo sé. En ese aspecto debo decir que soy solo un humilde economista.

Carl Frey junto a Eduardo Levy Yeyati, luego de la charla. Fotos: Secretaría de Cultura de la Nación.
Carl Frey junto a Eduardo Levy Yeyati, luego de la charla. Fotos: Secretaría de Cultura de la Nación.

¿Por qué la gente aún viene a escuchar una charla? Podrían verla en YouTube y sin embargo están acá.
La gente afortunadamente aún valora la interacción humana. Mucha gente aún va a la caja del banco a hacer sus operaciones en lugar de ir al cajero. Eso muestra que es importante para nosotros interactuar con otros.

El lugar donde nacemos todavía determina nuestro prospecto de futuro. ¿Esto en el futuro cree que se profundizará o se revertirá?
Claramente en qué barrio o en qué ciudad naciste va a tener un impacto respecto de tus chances en la vida. Eso está fuera de discusión, lo que no significa que no tengas ninguna chance de prosperar si naciste en un lugar complicado. A futuro no sé qué sucederá, pero si miramos las últimas décadas, el lugar en el que naciste se ha vuelto más relevante, no menos.

Historias relacionadas

Últimas historias

El periodismo no sólo sirve para contar el mundo,
también sirve para cambiarlo.

Sumate a nuestro periodismo con propósito, y recibí todos los meses tu ejemplar de MONO, la revista desplegable de periodismo porque sí.


hacete miembro

GPS

Todos los días, las historias del día, curadas por los editores de RedAcción

Recibí gratis todas las mañanas y
tardes nuestro resumen editorial

ENCUENTROS
RED/ACCIÓN

ENCUENTROS

Los desafíos urgentes del periodismo argentino
Adriana Amado y Julián Gallo. Modera Chani Guyot.

Jueves 3 de mayo
Fundación Telefónica
Arenales 1540 – CABA
18:00hs

Inscripción: encuentros@redaccion.com.ar

Un rap por la donación de sangre

Un rap por la donación de sangre

Los chicos de una escuela de Villa Luro grabaron un rap promoviendo la donación de sangre. La canción fue presentada un mes después de que se alcanzara el récord histórico de donación de órganos en nuestro país.

Por Joaquín Sánchez Mariño

6 de septiembre de 2018

tim-marshall-114623-unsplash







La última semana trascendió un dato alentador: luego de la sanción de la Ley Justina, agosto del 2018 fue el mes récord en cantidad de donaciones de órganos y trasplantes. Se registraron 88 donaciones y se realizaron 212 trasplantes.

Si fue o no por la implementación de la nueva Ley es difícil de demostrar, pero sin duda la ley y todas la cobertura mediática que generó trajo consigo una concientización importante del valor de la donación. En esa misma se inscribe lo que sucedió en una escuela de Villa Luro, donde los chicos de salita de 5 años del Sacratísimo Corazón de Jesús grabaron un rap sobre la importancia de donar sangre.

Esta es la canción. Fue compuesta por Mariano Custodio, profesor de música de los chicos. Las voces son de los dos chicos cuyas caras son las únicas que se ven, los mellizos Lucas y Matías.

Tal como cuenta la nota de Clarín en la que se cuenta la historia de este rap, un hospital con 60 camas de internación necesita por lo menos 10 donantes por día, mientras que un sanatorio de 500 camas necesitaría como mínimo 50 donantes diarios.

El rap es el himno final que sintetiza un proyecto mayor que hubo en la escuela para promover a la donación de sangre. La idea era que los chicos aprendieran su importancia y supieran cómo se genera la sangre, que es en parte lo que cuenta el rap. Más allá de la canción, el proyecto mayor se refleja en este video aquí debajo, donde los propios chicos de la escuela cuentan lo que saben sobre el tema.


Historias relacionadas

Últimas historias

El periodismo no sólo sirve para contar el mundo,
también sirve para cambiarlo.

Sumate a nuestro periodismo con propósito, y recibí todos los meses tu ejemplar de MONO, la revista desplegable de periodismo porque sí.


hacete miembro

GPS

Todos los días, las historias del día, curadas por los editores de RedAcción

Recibí gratis todas las mañanas y
tardes nuestro resumen editorial

ENCUENTROS
RED/ACCIÓN

ENCUENTROS

Los desafíos urgentes del periodismo argentino
Adriana Amado y Julián Gallo. Modera Chani Guyot.

Jueves 3 de mayo
Fundación Telefónica
Arenales 1540 – CABA
18:00hs

Inscripción: encuentros@redaccion.com.ar

A la espera del año nuevo judío, se celebró el Rosh Hashaná Urbano

A la espera del año nuevo judío, se celebró el Rosh Hashaná Urbano

Más de 50 mil personas se acercaron al festival organizado por Limud, una organización internacional dedicada a la promoción de la cultura judía.

Por Joaquín Sánchez Mariño

3 de septiembre de 2018

RHU2018-189







Cuando salga la primera estrella del domingo 9 de septiembre comenzará un nuevo año. Será el 5779, según el calendario judío. Y para celebrarlo, Limud organizó ayer un festival que celebra no solo el nuevo año sino la cultura judía en general. Se llama Rosh Hashaná Urbano y recibió a más de 50 mil personas en el barrio de Palermo, Ciudad de Buenos Aires.

Bajo el lema “Celebremos el nuevo año. Celebremos la diversidad”, hubo más de 40 puestos de comida judía (bagels, pastrón, guefilte fish, boios, knishes, falafel, budín de miel, entre otros), shows musicales típicos de la cultura del pueblo judío, talleres, charlas, y varias sesiones de baile.

Si bien la fecha del aniversario de la creación del mundo es recién la próxima semana, Limud organizó el festival un fin de semana antes a fin de promover la cultura judía más allá de los límites del propio culto. Es decir, todos estaban invitados a la celebración, y así se vio en el festival. Grandes, chicos, judíos ortodoxos o apenas practicantes, gois, todos recorriendo los distintos espacios de la fiesta montada sobre la Plaza Artigas, en la Avenida Libertador y Austria.

¿Qué es Limud?

La organización nació en 1980 en Inglaterra con el fin de promover la cultura judía mediante el estudio, el encuentro y el aprendizaje. Presente en 30 ciudades del mundo, está en la Argentina desde el 2007, es liderada por un grupo de personas voluntarias y se sostiene por donaciones de particulares y empresas.

“La organización promueve la participación horizontal, diversa y con posibilidad de intercambiar desde las distintas miradas, dentro del mismo judaísmo. Se ha transformado en un espacio para interactuar con la comunidad judía de una forma diferente”, cuenta la propia institución.

RHU2018-37

¿Por qué se celebra año nuevo judío? ¿Por qué se inicia el año 5779? ¿Qué símbolos tiene la festividad? Las respuestas de Limud

Rosh Hashaná conmemora un nuevo año desde la creación del mundo, según el calendario judío. El año 5779 comienza con el primer día del mes de Tishrei, o al salir la primera estrella del domingo 9 de septiembre en el calendario gregoriano.

Algunos símbolos y tradiciones de la festividad son:

  • Comer manzana con miel. En la tradición judía la manzana con miel simboliza el deseo de que tengamos un año dulce.
  • Comer granada: es una fruta típica de Israel y sus semillas representan las múltiples buenas acciones posibles a realizar.
  • Tocar o escuchar tocar el Shofar, instrumento musical elaborado de un cuerno de carnero. El términos hebreo “shofar” comparte su raíz con el verbo “leshaper” que significa mejorar.
  • Comer jalá agulá, o el pan tradicional jalá horneado en forma redonda.  Nos recuerda el ciclo de comienzo de un nuevo año.
  • Enviar a los seres queridos cartisei brajá, tarjetas de salutación con buenos deseos para el año que comienza.

El comienzo del año nuevo da inicio a un período de diez días de introspección, balance y reflexión personal, que culminan en Iom Kipur, el día del perdón. Dicho período, denominado “Iamim Noraim” (en español, “días terribles”) simboliza el juicio por parte de Dios de las acciones de cada persona en el último año.

 

Historias relacionadas

Últimas historias

El periodismo no sólo sirve para contar el mundo,
también sirve para cambiarlo.

Sumate a nuestro periodismo con propósito, y recibí todos los meses tu ejemplar de MONO, la revista desplegable de periodismo porque sí.


hacete miembro

GPS

Todos los días, las historias del día, curadas por los editores de RedAcción

Recibí gratis todas las mañanas y
tardes nuestro resumen editorial

ENCUENTROS
RED/ACCIÓN

ENCUENTROS

Los desafíos urgentes del periodismo argentino
Adriana Amado y Julián Gallo. Modera Chani Guyot.

Jueves 3 de mayo
Fundación Telefónica
Arenales 1540 – CABA
18:00hs

Inscripción: encuentros@redaccion.com.ar

La importancia de no compartir imágenes de violencia infantil

La importancia de no compartir imágenes de violencia infantil

Aunque de buena fe uno puede compartir un video o imágen de un niño siendo víctima de violencia infantil, es fundamental no hacer circular ese tipo de material. Unicef Argentina comenzó una campaña para generar conciencia sobre esto y acá te explicamos por qué.

Por Joaquín Sánchez Mariño

30 de agosto de 2018

cory-woodward-485315-unsplash







Muchas veces creemos, al recibir un video o foto de un chico siendo víctima de violencia infantil, que si lo compartimos estamos haciendo un bien, difundiendo un contenido doloroso para generar conciencia. Sin embargo, aunque sin saberlo, estamos profundizando la herida de ese chico o chica.

Por eso, Unicef Argentina lanzó una campaña para que dejemos de compartir ese tipo de material. A través de un video, el organismo internacional explica los motivos por los cuales un niño es re-victimizado a través de estas prácticas. Este es uno de los tuits de la campaña, con el video explicativo.

Te llegan muchas cosas por #Whatsapp📱: fotos, videos de 😽😸, memes…y a veces también videos que muestran violencia contra niños, niñas y adolescentes, ¿no?

Te explicamos porque 🚫no hay que compartir estos videos 🚫 y qué podés hacer para ayudar a poner #FinALaViolencia pic.twitter.com/hIALc3Ra4J

— UNICEF ARGENTINA (@UNICEFargentina) 22 de agosto de 2018

El principal motivo por el que no hay que compartir estos materiales es porque una vez ya consumado el hecho de violencia, reproducirlo hace que la víctima pueda quedar asociada a esas imágenes. Eso se llama re-victimización. A su vez, estos videos violan el derecho a la privacidad y al cuidado de la imagen de los niños. Además, si otros niños ven el contenido puede impactar de manera negativa.

A su vez, este tipo de contenidos no suelen aportar información sobre los derechos de los niños, no dan información para hacer la denuncia ni ayudan a prevenir casos de violencia. En cambio, lo que sí se puede compartir es esta información. Podés retuitear el mensaje anterior o compartir el video aquí abajo.


Historias relacionadas

Últimas historias

El periodismo no sólo sirve para contar el mundo,
también sirve para cambiarlo.

Sumate a nuestro periodismo con propósito, y recibí todos los meses tu ejemplar de MONO, la revista desplegable de periodismo porque sí.


hacete miembro

GPS

Todos los días, las historias del día, curadas por los editores de RedAcción

Recibí gratis todas las mañanas y
tardes nuestro resumen editorial

ENCUENTROS
RED/ACCIÓN

ENCUENTROS

Los desafíos urgentes del periodismo argentino
Adriana Amado y Julián Gallo. Modera Chani Guyot.

Jueves 3 de mayo
Fundación Telefónica
Arenales 1540 – CABA
18:00hs

Inscripción: encuentros@redaccion.com.ar